ESTRELLA DE BABILONIA TALLER DE NAVIDAD Y AÑO NUEVO, DUENDES Y HADAS

Duendes y Hadas

Hola, del mundo de la Alquimia Herbolaria y los elementales, te brindo este taller.

Taller del Duende de Navidad: Philgrimni

Hada del Año Nuevo: Streaim.

Navidad: lo que le solicitaremos al duende: sanar-soltar-amor-armonía- fe-unión-sabiduría-familia.
Año nuevo: lo que le solicitaremos al hada: prosperidad-nuevos comienzos-éxitos-sabiduría-dinero-cambios.
Se entregan apuntes- formulas y el sello para su consagración.

Se dicta Online. Intercambio $ 700 (pesos argentinos).

Whatsapp: 11 2635 5321 Argentina.
desde el exterior +54 9 11 2635 5321

TE ESPERO, ESCUELA DE ALQUIMIA ESTRELLA DE BABILONIA

Info:
Los duendes son seres elementales de tierra (en este aspecto, estarían emparentados con los gnomos y los enanos). Cuando son visibles, se los suele describir como de baja estatura, a veces pequeños como ratones, o incluso prácticamente invisibles, otras veces de la talla de niños pequeños.

En cuanto a su comportamiento, son afines a la tierra: bosques, minas, metales, etc. Se los suele definir como “traviesos”, disfrutan gastando bromas, asustando a la gente, escondiendo cosas, o cambiándose de sitio. En algunos casos pueden ser más amigables, e incluso favorecernos con su magia, darnos suerte, o proteger nuestras pertenencias.

Tampoco es fácil calcular cuántos tipos de duendes existen. Dada su naturaleza inmaterial y esquiva, hacer una clasificación completa y exhaustiva es una tarea inabarcable.
.
.
.
La etimología de hada nos lleva al latín fata. Un hada es una criatura fantástica con forma femenina a la cual se le atribuyen capacidades mágicas.
Parece ser que el origen de las hadas se remonta a la mitología griega, en parte heredada por los romanos. En aquellos tiempos se les llamaba Hados, y eran protectoras de la naturaleza.

Ya consideradas como criaturas fantásticas, interactuaban con los seres humanos, puesto que estaban emparentadas con el destino. Existen varias teorías que tratan de explicar el origen de las hadas.

La más ampliamente aceptada por los folcloristas, historiadores, etnólogos, arqueólogos y escritores sostiene que su origen proviene de la supervivencia de los espíritus y divinidades de las creencias paganas, especialmente de la mitología griega, de la romana y las leyendas celtas que con la llegada del monoteísmo y el cristianismo a Europa fueron demonizados cambiando sus funciones.